lunes, 28 de enero de 2013

Un antibiótico por favor

"Hola, me duele la garganta. ¿Me das un antibiótico por favor?" "Hola, ¿me das amoxicilina de 500 por favor?" "Hola, necesito un antibiótico, que estoy con un gripazo terrible" "Hola, ¿me das azitromicina? el año pasado estuve fatal, el médico me lo recetó y me fue muy bien"

Situaciones como estas se dan todos los días en las farmacias. Pacientes que se encuentran mal, que están con resfriado o gripe y que van a la farmacia a por antibióticos sin pasar por el médico antes. Bueno, ya se ha dicho en muchos sitios y por muchas personas, pero lo vamos a repetir aquí de nuevo: los antibióticos solo se pueden vender si hay una receta médica que asegure que el médico ha considerado que el paciente los necesita.