lunes, 28 de enero de 2013

Un antibiótico por favor

"Hola, me duele la garganta. ¿Me das un antibiótico por favor?" "Hola, ¿me das amoxicilina de 500 por favor?" "Hola, necesito un antibiótico, que estoy con un gripazo terrible" "Hola, ¿me das azitromicina? el año pasado estuve fatal, el médico me lo recetó y me fue muy bien"

Situaciones como estas se dan todos los días en las farmacias. Pacientes que se encuentran mal, que están con resfriado o gripe y que van a la farmacia a por antibióticos sin pasar por el médico antes. Bueno, ya se ha dicho en muchos sitios y por muchas personas, pero lo vamos a repetir aquí de nuevo: los antibióticos solo se pueden vender si hay una receta médica que asegure que el médico ha considerado que el paciente los necesita.

Los antibióticos son medicamentos que atacan a las bacterias, un tipo de microorganismos que producen infecciones. Sin embargo, no todas las infecciones están causadas por bacterias. De hecho, los resfriados y gripes son infecciones causadas por virus (otro tipo de microorganismos), no por bacterias. Y los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los virus. Los resfriados y gripes no se tratan con antibióticos. El uso de los antibióticos para tratar ciertas infecciones es uno de los mayores éxitos terapéuticos de todos los tiempos. Sin embargo hoy en día nos enfrentamos al hecho de que muchos de ellos ya no sean efectivos debido al aumento de la resistencia de las bacterias a ellos.

Las bacterias tratan de encontrar maneras de evitar el efecto tóxico de los antibióticos y volverse resitentes a ellos. Así al poner en contacto un antibiótico con una población de bacterias éste matará a las que son sensibles y la población disminuirá su número, pero las que son resistestes no serán eliminadas y podrán seguir desarrollándose y sustituirán a toda la población bacteriana. Este es un proceso de selección natural.

En condiciones normales, cuando la dosis, la pauta y la duración del tratamiento son adecuados, estos procesos de resistencia no son relevantes, pero después de mucho tiempo haciendo un uso inadecuado de los antibióticos están cobrando una mayor importancia. Esta resistencia está relecionada en muchos casos con que los tratamientos no funcionen. Existen unas cuantas causas para que aparezcan estas resistencias que están resumidas en la siguienta tabla:

Fuente: Catálogo de Medicamentos. CGCOF, 2012
Como se puede ver hay muchas razones por las que se hace un mal uso de los antibióticos y está en nuestras manos que una de las oarmas más potentes que tenemos en nuestro arsenal terapéutico no deje de ser efectiva. El Ministerio de Sanidad ha hecho algunas campañas para el uso racional de los antibióticos que les animo a ver. Son instructivas y claras y pueden consultarse en su web. Además aquí les dejo algunos datos e informaciones que son importantes para entender porqué es importante que todos colaboremos en el buen uso de los antibióticos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario